Una gran parte de la población de países desarrollados, pasa mucho tiempo “encerrada“ en edificios cuya calidad del aire depende exclusivamente de la calidad de los filtros de aire del sistema de ventilación o aire acondicionado que equipan dichos edificios.

Esto nos ofrece una idea de la importancia capital que los elementos de filtración cobran a la hora de cuidar de nuestra salud, de la salud de las personas que habitan o trabajan en estos edificios y espacios cerrados.

Síndrome del edificio enfermo ( SEE )
Fuente: Wikipedia

Fue alrededor del  año 19970 cuando la  Organización Mundial de la Salud definió el Síndrome del Edificio Enfermo como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados.

Es un conjunto de molestias y enfermedades originadas en la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico y los bioaerosoles, entre otros agentes causales identificados.

El tipo de malestares que producen y estimulan estas situaciones es variado: jaquecas, náuseas, mareos, resfriados persistentes, irritaciones de las vías respiratorias, piel y ojos, etc. Entre estos malestares, las alergias ocupan un papel importante.

Causas

Los factores que contribuyen al síndrome se relacionan al diseño del ambiente construido, y puede incluir combinaciones de algunos o a todas las siguientes causas:

•          Interior contaminación del aire.

•          Perfumes artificiales.

•          Pobre, inapropiada e incluso excesiva iluminación (incluyendo ausencia de accesos a la luz natural). La excesiva iluminación genera reflejos en las pantallas de trabajo de los puestos administrativos.

•          Pobre calentamiento o enfriamiento de las estancias y / o ventilación.

•          Mal posicionamiento de los sistemas de calefacción y aire acondicionado.

•          Mala acústica.

•          Pobres diseños de muebles y equipos (e.g. monitores de Pcs, fotocopiadoras, etc.).

•          Pobre ergonomía.

•          Contaminación química.

•          Contaminación biológica.

Al dueño o al operador de un "edificio enfermo", los síntomas pueden incluir altos niveles de empleados enfermos o ausentismo, baja productividad, baja satisfacción laboral y alta rotación de empleados.

Soluciones

La solución principal pasa por la revisión de los filtros de aire del sistema de ventilación o aire acondicionado y contar con la ayuda de unos profesionales en filtrado de aire como VENFILTER.

La remoción de las fuentes de contaminantes o su modificación: mantenimiento de sistemas, reemplazo de cielorasos, paredes y carpetas sellados al agua, institución de restricciones severas a fumar, almacenar fuera fuentes de emisiones de contaminantes de pinturas, adhesivos, solventes, pesticidas; o al menos en áreas muy bien ventiladas, y el uso de esos contaminantes durante periodos de no ocupación.

Cambiando el posicionamiento de las fuentes de frío y calor, así como los sistemas de renovación de aire de manera indirecta para que nunca estén sobre las cabezas o sobre los cuerpos de las personas que conviven en las estancias.

Adquiriendo un purificador de aire.

Creando normas básicas para que las condiciones ambientales para estancias en la que tengan que convivir varias personas con unos criterios lógicos de la calidad del aire:

•          Temperatura

•          Humedad

•          Renovación del aire

La temperatura ideal estará en torno a los 22-24º con un índice de humedad que no cree la sensación de agobio.

Un poco de historia

En el año 1970 la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó a detectar problemas de salud en algunas personas, derivados de la estancia prolongada en  determinados edificios, que en su mayoría tenían todos las mismas características.

Los profesionales sanitarios determinaron que no solamente se trataba de la persistencia de enfermedades que ya eran conocidas, sino también de la aparición de otras nuevas  enfermedades que deterioran considerablemente las condiciones de salud y confort en el interior de dichos edificios.

Es lo que se denomina Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) que suele aparecer con mayor frecuencia en edificios de oficinas. Según la Organización Mundial de la Salud, las edificaciones que lo padecen tienen una serie de características comunes:

  • Disponen de un sistema de ventilación forzada común a todo el edificio o a sectores muy amplios. Suelen tener las tomas de renovación de aire ubicadas en lugares inadecuados y en ocasiones con unos filtros de aire inadecuados o que simplemente no se revisan con la periodicidad necesaria.
  • Suelen ser edificios en los que se han empleado sistemas constructivos ligeros y poco costosos con el objetivo de ahorrar.
  • Las superficies interiores habitables están recubiertas en gran parte con materiales textiles tipo moquetas en suelos, paredes y en algunos elementos decorativos.
  • Se emplean sistemas de ahorro energético y su interior se mantiene relativamente caliente con un ambiente térmico homogéneo.
  • El entorno está demasiado confinado ya que son edificios prácticamente herméticos que no disponen de ventanas que faciliten una ventilación natural adicional.

Acerca de Venfilter

En Venfilter le ofreceremos la ayuda que precise en sus necesidades de filtración para el tratamiento del aire y sistemas de ventilación. Ayudamos a crear mejores espacios para la salud de las personas. Tratamos y evitamos el Síndrome del Edificio Enfermo desde la perspectiva de la excelencia en filtros de aire.

La experiencia y la especialización, así como la calidad en el servicio nos han convertido en una referencia, aportando experiencia y rigor en distintos sectores: hospitalario, farmacéutico, veterinario, químico, microelectrónica, alimentación, envasado, óptica y sector aeroespacial.

Filtros de alta calidad, fabricados aquí y certificados aquí.

Invertimos en el futuro, apostando constantemente por la tecnología. Como prueba de ello, disponemos del único laboratorio en España que nos permite garantizar nuestros estándares de estanqueidad de la célula filtrante para filtros HEPA y ULPA- según norma EN1822.