Como expertos en calidad del aire en espacios cerrados, queremos compartir nuestra experiencia concreta en filtración y de cómo una correcta elección de los filtros de aire de tu empresa puede repercutir muy positivamente en el estado de salud de los trabajadores  de tu empresa.

Además de un correcto sistema de ventilación y filtrado del aire, diseñado a medida, es fundamental y cobra especial interés un correcto mantenimiento y sustitución de los filtros, realizado de forma periódica y por profesionales.

Prevenir enfermedades laborales es un aspecto de la actividad de nuestras empresas que ha cobrado especial relevancia en las últimas dos décadas, ya que está demostrado que prevenir enfermedades laborales repercute muy positivamente en la salud de los trabajadores y, en consecuencia, también en la cuenta de resultados.

La relación entre la presencia cotidiana en un área laboral cerrada y la aparición de molestias y síntomas que responderían a la definición de enfermedad es un hecho incuestionable. Partículas en suspensión, gases y vapores de origen químico, bioaerosoles… son, entre otros, algunos de los agentes causales de la mala calidad del aire en interiores y de su impacto en la salud de los trabajadores.

Unos problemas muy concretos

A la evidencia científica de las consecuencias perniciosas de la contaminación ambiental sobre las personas se añade, también, la certeza de los efectos adversos debidos a una deficiente calidad del aire en espacios cerrados. El diseño de zonas laborales cada vez más herméticas, en busca de una mayor rentabilidad energética, tiene consecuencia directa en la prevención de enfermedades laborales ya que existe un mayor riesgo de exposición a contaminantes y en la aparición de síntomas muy concretos relacionados con la calidad del aire interior:

Ojos. Sequedad, picor, escozor, lagrimeo y enrojecimiento.

Vías respiratorias altas. Sequedad, picor, escozor, congestión y goteo nasal, estornudos, epistaxis y dolor de garganta.

Pulmones. Opresión torácica, sensación de ahogo, sibilancias, tos seca y bronquitis.

Piel. Enrojecimiento, sequedad, picor generalizado y localizado.

General. Cefalea, debilidad, somnolencia, letargo, dificultad en la concentración, irritabilidad, ansiedad, nauseas y mareo.

Y en enfermedades:

Hipersensibilidad. Neumonitis por hipersensibilidad, fiebre por humificadores, asma, rinirtis y dermatitis.

Infecciones. Legionelosis, fiebre de Pontiac, tuberculosis, resfriado común y gripe.

Unas soluciones muy eficientes

Un amplio menú de síntomas y patologías que pueden suavizarse sustancialmente desde la instalación y mantenimiento de una correcta filtración del aire. En Venfilter Filtros de Aire llevamos más de 25 años colaborando en las necesidades de filtración para el tratamiento del aire y sistemas de ventilación de empresas, instituciones e industrias.

Expertos en aire limpio para empresas, y en la protección de procesos y equipamientos, nuestra experiencia acumulada en el diseño, fabricación y comercialización de filtros de aire, nos permite ser el partner de referencia para compañías de diversos sectores que saben que invertir en filtración es mejorar la salud de los trabajadores y su productividad. Un doble beneficio.

Contacte con los profesionales de Venfilter
https://www.venfilter.es/contacto

y le informarán de la mejor solución para los retos de filtración de sus instalaciones. Soluciones que son salud para empleados y trabajadores que le ayudarán a prevenir enfermedades laborales.